La capa de ozono continúa sanándose a causa del Covid-19

coronavirus 1575 Visitas

La capa de ozono continúa sanándose a causa del Covid-19. En medio de la crisis que ha traído el coronavirus, hay buenas noticias para la tierra.

Los científicos han confirmado que la capa de ozono de la Tierra continúa sanando. Estas son más buenas noticias para el planeta. El Protocolo de Montreal fue aprobado en 1987 y tenía la intención de proteger la capa de ozono y ayudarla a repararse a sí misma. Un estudio publicado esta semana confirmó que el protocolo funciona.

Para aquellos de ustedes que no están seguros de cuál es realmente la capa de ozono, es la región de la estratosfera de la Tierra la que absorbe la mayor parte de la radiación ultravioleta del sol y, por lo tanto, evita que la radiación llegue a la superficie de la Tierra.

Objetivos claros en el protocolo de Montreal


Los objetivos del tratado eran proteger la capa de ozono eliminando gradualmente la producción de muchas sustancias responsables del agotamiento de la capa de ozono. Las “sustancias” que agotan esta capa, a menudo se encontraban en refrigerantes comerciales y domésticos, solventes industriales, propulsores utilizados para rociar aerosoles y agentes espumantes como extintores de incendios.

En 2000, había evidencia de que estos químicos en la estratosfera comenzaban a disminuir, ayudando a la capa de ozono a repararse a sí misma. La autora principal del nuevo estudio , Antara Banerjee, miembro invitado de CIRES en la Universidad de Colorado en Boulder, que trabaja en la División de Ciencias Químicas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), habló de la evidencia que ellos encontraron.

“Este estudio se suma a la creciente evidencia que muestra la profunda efectividad del Protocolo de Montreal”, dijo Banerjee. “El tratado no solo ha impulsado la recuperación de la capa de ozono, sino que también ha provocado cambios recientes en los patrones de circulación de aire en el hemisferio sur”.

Unusual Winds Drive a Small 2019 Ozone Hole cortesia de: NASA Goddard
“El desafío de este estudio fue demostrar nuestra hipótesis de que la regeneración del ozono es en realidad la causa de estos cambios en la circulación atmosférica y no es solo una coincidencia”.

Buenas noticias, pero… ¿y los gases invernadero?


Si bien es una gran noticia que la capa de ozono se está reparando, no podemos olvidar el problema del aumento de los niveles de gases de efecto invernadero como el CO2, que está causando el calentamiento global. Estos gases no tienen un efecto directo sobre la capa de ozono, pero son la causa principal del calentamiento global.

El simple hecho de que la capa de ozono se esté recuperando no significa que debamos dejar de intentar activamente reducir nuestra huella de carbono. Una cosa que parece estar reduciendo nuestra huella de carbono es el confinamiento de personas en todo el mundo debido a la pandemia de coronavirus.

Con menos personas saliendo, los niveles de dióxido de nitrógeno, que provienen principalmente del escape de los vehículos, y los niveles de partículas, del transporte por carretera y la combustión de combustible, se reducirían significativamente en París, China, Italia y Londres.

Sin darse cuenta, el coronavirus le hace bien al planeta.


Este es sin duda uno de los raros efectos positivos de la crisis de salud en torno al coronavirus: reduce la contaminación del aire. Las fotos satelitales sobre China ya lo mostraron a principios de marzo. La Agencia Espacial Europea publicó nuevos datos el viernes que muestran una disminución bastante flagrante de la contaminación del aire en el norte de Italia, ya que la contención a gran escala ha estado en vigor.

Datos recientes de la misión Copernicus Sentinel-5P, el satélite más eficiente del mundo para observar la contaminación del aire, revelan una disminución en la contaminación del aire, en particular las emisiones de dióxido de nitrógeno, por encima del de Italia.

Compartir

Comentarios