Oración para los que se encuentran sin trabajo

fe 1792 Visitas

Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre. Mateo 7:7-8

Existen distintas condiciones en el ser humano en las cuales no quisiera encontrarse, una de ellas es estar desempleado. El problema de esta situación es no contar con los ingresos necesarios para llevar adelante a la familia.

Contar con un trabajo hoy en día ya no es tan complicado. Sin embargo, existen personas que pasan por situaciones difíciles y les es complicado conseguir un empleo en el corto plazo.

Si usted está pasando por una mala situación y se encuentra desempleado, le aconsejo que se relaje y deje todo en manos de Dios, pues él sabrá cómo solucionar esa necesidad. Empiece realizando la siguiente oración y verá como su vida laboral tendrá un giro positivo.

Oración para personas que se encuentran sin empleo

“Oh señor de los cielos, con toda la sinceridad del mundo, te pido la sabiduría necesaria para poder sobrellevar esta amarga situación”.

“Dios mío, sé que no he sido el más fiel de tus seguidores, por lo cual te pido que me perdones por cada una de mis ofensas, pues como ser imperfecto siempre seré guiado por tu mirada divina y disciplinado conforme a tu palabra”.

“Oh señor, revive mi autoestima y bríndame un empleo para poder sentirme útil. Permíteme sentirme agradecido por una gracia tan grande venida de tus manos. Me conformaré con lo que me des, pues siendo una gracia tuya, será el más valioso de los regalos”.

“Amado padre, abre las puertas de la bondad, las puertas de la bendición, las puertas de la gracia, las puertas de la fuerza, las puertas de la salud, las puertas de la seguridad y las puertas del paraíso, para de esta forma, permitirme sentirme útil a través de mi trabajo, el cual será bendecido con tus manos”.

“Dios mío, como hijo tuyo, sé que tú respetas mucho al hombre que trabaja, y tu respeto se ve reflejado a través de la bendición que sobre él derramas. Por lo tanto, derrama entonces tu gracia sobre mí, y permíteme sentir tu respeto y bendición a través de mi labor como hombre que ama a su creador”.

“Padre celestial, tú que todo lo ves y todo lo sabes, entiendes mi necesidad y mi desesperación por conseguir un empleo, por ello hoy me humillo ante ti pidiéndote de rodillas que la bendición divina se derrame sobre mi vida, mi hogar y todos los míos”.

“Sé que mi plegaría será escuchada, pues no hay nada que no puedas cumplir, sobre todo al hombre que se humilla ante ti, gracias por todo amado padre y te prometo que sabré cuidar y respetar el trabajo que me permitas ejercer, te amo señor, amén”.

Compartir

Comentarios