Perrita se retorcía cuando pasaba el cartero; luego supieron que el hombre le rociaba gas pimienta

animales 1200 Visitas

El abuso en animales es más común de lo que se cree. Se ve de muchas formas, desde los circos que aún utilizan animales en sus shows, hasta los hogares en los que dejan a mascotas en las azoteas, a merced de los elementos. Según reportes oficiales, de entre 70 millones de perros y 74.1 millones de gatos, en los Estados Unidos, 10 millones sufren de algún tipo de maltrato al año.

Aunque a veces se debe a la ignorancia humana, en otras ocasiones deriva de problemas psicológicos de las personas. Algunos animales, por otro lado, son usados como medio para la supervivencia económica, como en los clubes clandestinos para peleas de perros o gallos.

Y este es el caso de Pupa, una perra rescatista que vive con su familia, en San Diego, California. Pupa fue víctima de un cartero que le rociaba pimienta pulverizada, en la cara, cada vez que pasaba por la casa.

La familia se dio cuenta luego de instalar cámaras de seguridad, afuera de su casa, y observar cómo el hombre pasaba y le rociaba algún tipo de sustancia a la mascota. Pupa se se retorcía de dolor, y frotaba sus ojos, contra el asfalto, para tratar de quitarse el químico.

Quizá te interese: Mujer arrastra a perrito con su scooter eléctrico. ¿Qué hacer ante el abuso hacia los animales?

Asimismo, notaron que, cada vez que el hombre pasaba por la calle, ella hacía exactamente lo mismo, como una suerte de señal de dolor psicológico o incomodidad ante el cartero. La familia estima que, al menos en 9 ocasiones, el cartero pasó por la puerta y molestó a Pupa.

Ante esta situación, el padre de la familia, desconcertado puso una denuncia ante la empresa postal. Nunca imaginaron que un cartero podría actuar de esta manera.

Pero, además, los hijos de la familia, empezaron a mostrar ciertos problemas respiratorios, que, en principio, podrían haber sido causados por la sustancia química que quedaba en el pelaje de la perrita. Sin embargo, esto no ha sido confirmado aún por un médico.

La oficina del Distrito de San Diego del Servicio Postal de Estados Unidos, después de unos días de investigación interna, ofreció disculpas a la familia y en especial a Pupa.

Ellos aseguran que no aprueban este tipo de comportamientos contra animales de parte de sus empleados, y aseguran, además, que serán tomadas las medidas correctivas del caso, y se brindará una capacitación a todos los carteros locales.

Quizá te interese: Revelan que ha disminuido el maltrato animal en el mundo, pero aún queda mucho camino por recorrer

En ese sentido, si se es testigo de algún tipo de crueldad hacia animales, se recomienda considerar lo siguiente.

Mantener la calma.
Documentar el hecho.
Avisar a las autoridades competentes.
Consultar con un veterinario.
Agradecer a todas las personas que colaboren.

Por otro lado, es importante aprender a reconocer los síntomas del maltrato hacia los animales. Ellos también son sujetos de derechos, y, además, de nuestro cariño y atención, merecen ser tratados con respeto.

Un animal siente, sufre, ama, al igual que nosotros los seres humanos. Es por ello que debemos aprender a cuidarlos y hacerlos parte de nuestras familias, sin abusos o maltratos. ¿Te gustaría contarnos alguna historia sobre tu mascota?

Compartir

Comentarios