Palabra de Dios para hoy: Si te sientes triste hoy quiero decirte

Reflexión 2168 Visitas

Palabra de Dios para hoy: Si te sientes triste hoy quiero decirte

Claman los justos, y El Señor los oye,
Y los libra de todas sus angustias.

Cercano está Dios a los quebrantados de corazón;
Y salva a los contritos de espíritu.

Muchas son las aflicciones del justo,
Pero de todas ellas le librará El Señor.

Salmo 34: 17-19

Si te sientes triste hoy quiero decirte

Te comprendo. Aunque como seres humanos todos somos diferentes, tenemos también cosas similares. Todos hemos sentido tristeza y podemos saber, notar, cuando alguien está siendo acorralado por este sentimiento que a veces se transforma en un verdugo cruel que nos acorrala y nos golpea incesantemente, sin misericordia.

Tienes que aceptar el amor divino de aquel que no te fallará jamás. Si la gente te ha fallado, si otros te han traicionado, si te ha ido mal en tus asuntos personales, nada de eso representa la actitud de Dios hacia ti. El te amó, te ama, y te seguirá amando.

Te sientes solo, piensas que nadie te entiende, y lo peor es que a veces es verdad. Tanto luchar, tanto dar de ti a los demás, tanto preocuparte y al final, te pasa casi lo mismo que le paso a Jesús: te dan la espalda, te azotan con latigazos de palabras hirientes, y se juntan como una multitud insensible gritando: ¡Que se muera! ¡Crucifíquenle!

¿Les importo cuantas veces sanaste sus heridas? ¿Se acuerdan cuantas veces les saciaste? ¿Guardan en su corazón los días difíciles cuando calmaste su sed? ¿Y si tienes hijos, te han agradecido por haber sido el instrumento para que recibieran el regalo de la vida?

Tú no tienes la culpa si los que amas la han pasado mal, o si ellos han tenido una vida difícil. Dios un día les recordará que ellos son responsables por sus decisiones. Pero hoy, ellos solo saben echarte a ti la culpa por lo que les pasa, de la misma manera que culpan a Dios.

Tal vez no tienes hijos y tu tristeza ha sido causada por alguien más. ¿Traiciones? Todos las hemos sufrido. A veces duelen más de lo que debiesen de doler. No estábamos preparados para recibirlas, habíamos dado todo tan solo a cambio de un poquito de amor y recibimos insultos y vergüenza a cambio.

Dios sabe cómo te sientes, no escondas de El tu tristeza.

La tristeza es un enemigo que tiene que ser enfrentado con fe en el Dios omnipotente, con la solida confianza en el amor de aquel que dio su vida por ti.

Si solo quieres seguir ocultando como te sientes, la tristeza de cualquier manera empezará a brotar como una planta maligna a través de tu mirada, de ti piel, de tus emociones, de tus huesos. La tristeza no enfrentada, puede enfermarte. Una tristeza no doblegada por el amor de Dios, puede matarte.

Y te repito lo que te dije anteriormente: Debes hoy de aceptar el amor divino de aquel que no te fallará jamás. Si la gente te ha fallado, si otros te han tracionado, si te ha ido mal en tus asuntos personales, nada de eso representa la actitud de Dios hacia ti. El te amó, te ama, y te seguirá amando.

Haz un alto en tu camino, ven ante Jesús,

reconoce ante el tus faltas, pidele perdón, y haz un compromiso con El de seguirle y de confiar en él con todo tu corazón por el resto de tus días.

Ahora, pídele que te inunde con su paz y calma divinas. Se sincero con El, háblale de tus emociones. Dile como te sientes. Platícale como te ha ido.

Menciona su Nombre cuando sientas que tus emociones están siendo atacadas, guarda silencio cuando recibes palabras de odio y desprecio, dentro de ti, pídele a Dios que te ayude a soportar los ataques tal y como el mismo soporto cuando era castigado y azotado.

Te aseguro que saldrás triunfante de esta prueba que estas atravesando. Dios está contigo, esa es una verdad firme e indestructible.

Lo vas a tener que creer, y vas a tener que empezar a vivir cada día dentro de su protección y su amor, aunque no lo veas, aunque no lo sientas. A veces, así es al principio. Pero vienen cambios a tu vida que te harán sensible a su presencia divina. Tu vida cambiará de una manera radical.

Gracias por leer.

Compartir

Comentarios